sábado, 26 de junio de 2010

Bukowski: Fragmentos de un cuaderno manchado de vino. Relatos y ensayos inéditos (1944-1990)


Tenía una máquina de escribir y nada de oficio. Decidí escribir una novela. La escribí en 20 noches, bebiéndome medio litro de whisky cada noche. Black Sparrow Press aceptó la novela, Cartero. También vendí 2 o 3 capítulos a las revistas como relatos breves. Estaba tomando forma una nueva vida extraña.
Mi primer error fue imaginar que podía escribir muchas horas al día todos los días. Uno
puede escribir así pero obtendrá material diluido y forzado.
Empezaron a llegar otros escritores, a llamar a la puerta, con sus packs de cerveza. Yo nunca los visitaba pero ellos llegaban…Los malos escritores tienen tendencia a hablar de la escritura; los buenos escritores hablan de cualquier cosas menos de eso. Llegaban muy pocos buenos escritores.



Notas.
La traducción es de Eduardo Iriarte.
La fotografía la obtuve en: http://negraisla.files.wordpress.com/2009/10/bukowski0281.jpg

2 comentarios:

CARLOS MEDEL REDONDO dijo...

Cartero fue el primer libro que leí de Bukowski. A este tipo le guardo un gran cariño, aunque ya no lea sus novelas. Eso sí, de vez en cuando recurro a sus poemas.
Saludos

Manuel Abacá dijo...

Lo mismo me ocurre, Carlos. Saludos.