jueves, 3 de marzo de 2011

Titular.

Amigo de la pelota

Cuando tenía 16 años comprendí
que no podría llegar a ser profesional

Controla el balón,
haz malabarismos y sobre todo trata
de hacerte amigo de la pelota
gritaba el entrenador.
Lo intentaba pero fracasaba.
Cambié de balón
pero fracasé.

Fue una preciosa tarde de primavera
llevaba las botas nuevas
el campo de fútbol estaba perfecto
tal vez los balones
estaban demasiado hinchados
aquella tarde
cuando el entrenador
me preguntó
si yo tenía una pierna ortopédica en la derecha
y me habían dejado tiesa la otra en una operación.
¡Joder,
trata de ser amigo de la pelota!

Milan, Manchester United, Real Madrid
los sueños hechos añicos
me tuve que hacer fontanero
a pesar de que yo nunca fui
enemigo de la pelota.


Begnt Cidden Andersson, Traducción de Francisco J. Uriz, El gol nuestro de cada día. Poemas sobre fútbol. Prólogo de Miguel Pardeza.

+ La fotografía es de Lionel Pralus.

2 comentarios:

Alice se perdió dijo...

Yo jugaba a blanocesto y tampoco fui capaz de hacerme amiga del balón. Es más, yo creo que el balón que tenía no se me perdió, en realidad huyó de mí :-)

Me encanta lo imposible que es el título de tu blog, por cierto.

Manuel Abacá dijo...

Hay muchos tipos de montañas.